Viajes

Oslo y Fjallbacka

En esta ocasión hablaré de un doble destino, Oslo (Noruega) y Fjallbacka (Suecia).

Tengo que reconocer que el principal objetivo de este viaje era conocer la idilíca localidad, pero llena de crímenes, de Fjallbacka, escenario principal de las novelas de Camilla Lackberg, conocidas como los crímenes de Fjallbacka.

Como el aeropuerto más cercano es el de Oslo-Rygge, aproveché la ocasión para visitar también Oslo y Fredrikstad.

Para ser sinceros, de Oslo poco puedo contar porque estuve sólo unas horas antes de dirigirme en coche hacia Fjallbacka y porque ese día me sentía realmente mal, con fiebre desde hacía varios días. No eran las mejores condiciones para recorrer una ciudad como más me gusta. Caminando durante horas hasta encontrar rincones perdidos y disfrutar tomando fotos. Eso sí, cuando llegué al B&B que había reservado cerca de Fjallbacka, un lugar impresionante, y una noche reparadora de sueño, estaba listo para el resto del viaje.

Fredrikstad es una pequeña ciudad noruega no muy lejos de la frontera con Suecia y del aeropuerto de Rygge. Es un rincón espectacular, fuera de las rutas turísticas habituales, por lo que puedes disfrutar del ambiente local al 100%, caminando a lo largo del canal y la ría. Incluso puedes coger un pequeño barco para cruzar de lado a lado o ir de un punto a otro de la ciudad, a modo de autobús, pero mucho mejor.

Recomiendo que te acerques para disfrutar de este ambiente, en una de las ciudades fortificadas mejor conservadas en el Norte de Europa. No importa la época del año que elijas. Aunque haga frío o haya pocas horas de luz, disfrutarás paseando y descubriendo todos los rincones.

Volviendo a Suecia, aunque la Noruega no pertenece a la U.E., si está dentro de la zona Schengen, por lo que el paso fronterizo es como en el resto de Europa.

No sé si será lo habitual, pero la conducción por esta zona de Suecia me pareció de las más cómodas que he hecho en mi vida. Buenas autopistas con poquísimo tráfico. Eso si, en cuanto sales de la autopista y conduces por carreteras más “locales”, la comodidad ya no tan palpable, ya que algunas son estrechas y con curvas “ciegas”.

La ventaja, es que puedes encontrar una iglesia y su cementerio en mitad de la carretera, destacando por cualquier punto de la carretera en el que te la encuentres.

Fjallbacka es un pequeño, pequeñísimo pueblo pesquero, rodeado de montañas o, más bien, acantilados. Es un centro turístico veraniego que multiplica su población 20 veces, hasta llegar a unos 20.000 habitantes. Pero este dato no me sorprende.

Las casas son ideales, las calles son muy pequeñas (en algunas justo el tamaño de un coche), el centro “neurálgico” es la plaza homenaje a la grandísima actriz sueca Ingrid Bergman, quien solía pasar el verano aquí.

Fjallbacka es un pueblo de postal lo mires desde donde lo mires. Desde el muelle y sus casas casi sobre el mar, con la iglesia de fondo, o desde las casas hacia el mar y las islas que están a penas a unos centenares de metros de la costa.

Sin duda, junto con Oban, en Escocia, este pequeño pueblo es uno de mis rincones favoritos, en los que no me importaría pasar una temporada, ya sea en verano o en invierno. La belleza que puedes ver allá donde vayas, compensa el frío, la humedad, el viento y las horas sin luz en verano.

En cuanto pueda, volveré para disfrutar más aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s